Oct 26, 2022

LOS MALOS HÁBITOS QUE MÁS AFECTAN A LA VISTA

A pesar de que muchos de los problemas de vista se encuentran provocados por lo que es la refracción y las cuestiones genéticas, no significa que no haya malos hábitos. Algunos son más arriesgados que otros y a la larga llegan a dañar la vista...

A pesar de que muchos de los problemas de vista se encuentran provocados por lo que es la refracción y las cuestiones genéticas, no significa que no haya malos hábitos. Algunos son más arriesgados que otros y a la larga llegan a dañar la vista o incluso provocar el envejecimiento prematuro de esta.

A continuación, te indicamos los hábitos nocivos que afectarán tu vista:

Lectura con poca luz

En muchas ocasiones llegamos a leer con poca luz. Un mero descuido que pasa a obligar y a forzar la vista. Lo que puede adelantar problemas como la presbicia o una vista más cansada que normalmente aparece a partir de cierta edad.

Debes tomar en cuenta que la gran mayoría de las afecciones en la vista al principio llegan a ser imperceptibles. Por lo que la mejor forma de detectarlas es por medio de las revisiones que se realizan por un personal médico especialista.

Exposición en exceso de los rayos UV

Además de que esto llega a ser dañino para nuestra piel, los mismos rayos UV van a provocar lesiones de importancia en nuestros ojos o simplemente agravan enfermedades a nivel visual.

En especial si se tiene una costumbre negativa. Por lo que muchas personas pasan a adquirir desde niños una mirada directa al sol. En este caso lo más recomendable es que usen unas buenas gafas de sol.

Nadar sin gafas protectoras

Otro de los malos hábitos que se pueden tomar en cuenta, en especial a la hora de tener esos meses de calor es que te bañes en las piscinas o en las playas sin tener que usar las gafas protectoras.

Los productos químicos que son usados para la conservación del cloro y del agua más la contaminación de los diferentes agentes puede llegar a provocar irritaciones pequeñas hasta graves e infecciosas.

Los diferentes traumas

En contra de lo que las personas suelen creer, no es necesario que llegues a sufrir un grave accidente para que tengas daños en la vista. Solamente con actividades diarias como, por ejemplo, cortar la hierba o pasar a realizar diferentes arreglos en la casa o en el automóvil pueden lesionar.

En principio llegan a ser casi imperceptibles, a la larga pasan a provocar daños mucho mayores. La solución es que te acostumbres a utilizar las gafas protectoras.

Uso de las pantallas excesivamente

Este hábito tal vez sea de los más difíciles de solventar, ya que las tablets, ordenadores y móviles se encuentran vinculados a las actividades de trabajo y de ocio. Por lo que es difícil que se reduzca su uso.

Son recomendaciones básicas pero que suponen un factor importante y determinante en la salud visual, como por ejemplo instalar el ordenador a menos de 30 cms, justo a la altura de los ojos, mientras que los efectos de la nueva tecnología se van eliminando o simplemente se van minimizando, además de hacer parones periódicamente para descansar la vista de las pantallas

Publicado en Salud Visual

Cuéntanos qué opinas

0 Comentarios

Rellena los siguientes datos para enviar tu comentario, tu email no será publicado. No se permite código HTML.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de nuestra web. Al continuar navegando acepta nuestra Política de cookies
x